Contáctanos

Suscríbete

Mi cuenta

Dudas frecuentes respecto al oro

Hemos recibido muchas consultas respecto al oro, en cuanto a la calidad, el significado de los quilates y la diferencia que existe entre los diferentes colores con los que se comercializa el oro. Si deseas conocer un poco más al respecto, te invitamos a leer el siguiente post.

 

¿Qué son los quilates?

Para empezar adecuadamente, según la RAE la forma correcta de escribirlo que con Q, y no con la letra K (como comúnmente se escribe), posiblemente por asociarlo con la unidad de medida de kilos, con la que no tiene ninguna relación.

Los quilates (cuya abreviación es k o kt), es la unidad de medida para determinar la calidad del oro y su pureza al 100% es de 24 k.. Sin embargo, lo más habitual en el Perú son las joyas de 18 k., eso significa que 18 partes de las 24 son oro puro y el resto ha sido reemplazado por otros metales (habitualmente plata, cobre, paladio, zinc, etc.). Si tienes una joya de 18 k. entonces el 75% de ella es oro puro.

En otros países es común comercializar el oro de 14k, 12k e incluso 10k. y como comprenderás, la calidad del oro va disminuyendo conforme se reducen los quilates porque posee más metal diferente al oro en su aleación.

 

¿Por qué se mezcla el oro con otros metales?

La principal razón para hacerlo, es para facilitar el trabajo y la manipulación. El oro es un metal muy suave, por lo que hacer joyas de 24 k. no es lo adecuado porque serían joyas que se deformarían y perderían su estética y aspecto original con mucha facilidad. Para ello se combina con otros metales que le dan su dureza y otras características como la variación en los tonos de colores.


¿Por qué existe oro de diferentes colores?

Como algo adelantamos líneas antes, las variaciones de color en el oro, están dadas por la aleación a la que han sido expuestas. A continuación incluimos una tabla de cómo se componen los diferentes tipos de oro:

Oro amarillo = 75% de oro, 12,5% de plata y 12,5% de cobre.

Oro blanco de 18 K: 75% oro, 25% plata y paladio

Oro rosa de 18 K: 75% oro, 22,25% cobre y 2,75% plata

Oro verde de 18 K: 75% oro, 20% plata y 5% cobre

Oro rojo de 18 K: 75% oro y 25% cobre

Oro azul de 18 K: 75% oro y 25% hierro


¿Qué color de oro es el de mayor calidad?

La calidad del oro no está dada por el color del material, sino por su composición y cantidad de oro puro que contiene en su aleación. Cualquier pieza de 18k. o más, independientemente del color que pueda tener, tiene la misma calidad en cuanto a oro se refiere y se considera una pieza de calidad. Evidentemente el oro amarillo que posee plata en su aleación, tendrá un valor superior al oro azul que ha sido elaborado con hierro, pero son diferencias marginales.

Lo que suele suceder en la industria, es que el trabajo invertido en la elaboración de la pieza de joyería, el diseño, uso de piedras preciosas, garantía ofrecida por el proveedor, etc., incrementan el valor de la joya, pero ello es independiente de la pureza del oro en la joya.

¿Cuál es la mejor manera de conservar mis joyas de oro?

Lo primero a considerar, es que el oro a pesar de sus aleaciones sigue siendo un metal suave y que puede rayarse fácilmente al contacto con otras joyas, por lo que es recomendable almacenarlas en pequeñas bolsas plásticas o de tela, que impidan la fricción con puntas afiladas que dañen su superficie. Las rayaduras hacen perder brillo a las joyas y le dan un aspecto de envejecimiento indeseado.

La limpieza es muy simple, solo con agua tibia y jabón, puedes desprender la mayor cantidad de impurezas de la joya. Es importante que cuentes con un proveedor de garantía que pueda brindarle el mantenimiento a tus joyas una vez al año o cuando veas que alguna pieza lo necesite.

Finalmente, el oro ilegal es un grave problema en el mundo y el Perú no es ajeno al mismo. Si adquieres tus joyas de oro, asegúrate de comprarlas en proveedores que te garanticen el uso de material legal y que no daña el medio ambiente. La minería ilegal es una de las industrias que más daño causa al planeta, con tu compra puedes ayudar a quienes se esfuerzan en no causar o reducir ese daño.

¿Te pareció útil este post? entonces escríbenos y coméntanos sobre qué otros temas desearías informarte.

Si deseas recibir nuestros próximos post, ¡suscríbete!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *